Influencia de la dieta en el TDAH

 

 

Influencia de la dieta en el tdah.jpg

 

Este post es un resúmen de un artículo publicado en Psychiatric Times el 30 de Septiembre de 2016. El asunto de la influencia de la dieta en la expresividad de los síntomas del TDAH no deja de ser controvertido. Aunque pensemos que "cuando el río suena, es porque agua lleva", tenemos que diferenciar claramente una cosa: El TDAH es un síndrome neurológico con base fuertemente genética. Es decir, heredable. Como cualquier cuadro genético puede haber unos factores epigenéticos que influyan en su expresividad. Algo así pasa en la esquizofrenia, por ejemplo. Aunque la carga genética sea importante, factores como el estrés o el consumo de tóxicos facilitan que aparezca el cuadro o no.

El artículo habla de varios grupos de nutrientes y alimentos:

DIETAS DE ELIMINACIÓN Y RESTRICCIÓN

Las dietas de eliminación se usan para probar si la retirada de cierto componente de la dieta puede reducir los síntomas de TDAH. Si desaparecen o mejoran los síntomas se puede volver a reintroducir para valorar si reaparecen los síntomas.

Esto puede significar que haya una alergia o una intolerancia alimenticia no apreciada que esté facilitando la aparición de síntomas (si nos sentimos físicamente mal, fácilmente nos sentiremos emocionalmente peor, estaremos más irritables...) Sin embargo no existe una prueba de laboratorio que predigan la respuesta dietética de pacientes con TDAH. La evidencia parece sostener que las dietas de restricción/ eliminación pueden reducir los síntomas TDAH hasta en un 30% de los pacientes1 con una posible amplia variedad de respuesta. Por mi parte, considero muy conflictivo plantearse libremente las dietas de eliminación . En nuestro medio somos muy amigos de tomarnos las cosas a la tremenda. Si se pone de moda que el gluten es terrible, todo el mundo comiendo sin gluten pese a no ser celiacos. Si la leche es la mala, todo el mundo eliminado la leche. Esto, sin asesoramiento, conduce muy fácilmente a dietas carenciales. Así que, ante todo, cabeza y dejarse asesorar por profesionales que luego nos encontramos niños con déficit de B12 y no sabemos de dónde han salido.

Un metaanálisis reciente concluye que los colorantes alimentarios (que siempre han estado en el punto de mira) pueden ser un desencadenante para algunos pacientes. En todo caso, los estudios analizados tienen un tamaño de muestra muy pequeño, lo que limita su potencia2. Puede ser que para algunos jóvenes una dieta libre de alimentos procesados que contengan colorantes y conservantes mejoren los síntomas. Los alimentos procesados y, especialmente, refrescos y otras bebidas azucaradas, son la mayor fuente de colorantes alimentarios. Pero...vamos a ver. Si es que cualquiera puede beneficiarse de una dieta pobre en alimentos procesados y bebidas azucaradas y refrescos. En esto, al contrario que antes, si se puede ser muy claro: los refrescos, cuanto menos mejor. Y la comida, cuanto más se parezca al ser vivo del que procede, mejor. Y, de nuevo, cuanto mejor me sienta físicamente, mejor voy a estar mentalmente. 

ÁCIDOS GRASOS

Hay multitud de estudios sobre el efecto de los ácidos grasos en el TDAH. Además, se venden complementos de ácidos grasos escenciales específicamente como tratamiento del TDAH. El efecto parecer ser discreto, y el tamaño del efecto de la adicción a la dieta de ácidos grasos y la restricción de colorantes alimentario parece ser un cuarto del efecto de uso de medicamentos específicos. 

Algunos estudios sugieren que dietas ricas en pescado y con pocos colorantes artificiales pueden ser beneficiosas para el TDAH. Los patrones dietéticos adecuados pueden ser relevantes para estrategias de tratamiento en el futuro. 

INGESTA DE MICRONUTRIENTES

Hay múltipes estudios sobre micronutrientes en TDAH. 

Se encuentran niveles de calcio circulantes y mayor tasa de niveles bajos de vitamina D en niños con TDAH.12 Sin embargo, no parece haber relación causal. Queda ver si la suplementación con Vitamina D puede ayudar a prevenir la aparició de síntomas mediante su combinación con otros nutrientes. También es posible que la Vitamina D esté relacionada con otros síntomas del TDAH, como el funcionamiento cognitivo o emocional. 

También se han asociado con el TDAH niveles bajos de hierro, magnesio y zinc. No queda claro que la suplementación con estos micronutrientes sea útil en el TDAH, pero puede ser interesante valorar estos niveles en los niños con este cuadro, especialmente si se sospecha de un insuficiente aporte en la dieta.

La suplementación con multivitamínicos y minerales puede ser útil en algunos casos en los que no sea posible un reajuste dietético. 

CONCLUSIONES

La dieta de restricción/eliminación puede ser útil en algunos casos, siempre bajo el asesoramiento profesional. Más seguro puede ser la adopción por todo el entorno familiar de una dieta con alimentos no procesados, variada, y pocos colorantes alimentarios. Evitar las bebidas que son un aporte importante de colorantes (parece que lo que decían las abuelas de que los niños se ponen nerviosos con los refrescos no va desencaminado). La indicación es que la familia se adhiera estrictamente a este tipo de dieta durante un mes y se monitoreen los síntomas TDAH en este tiempo para valorar su efecto.

En definitiva, lo que ya todos, más o menos, sabemos: una dieta sana, variada, con pocos alimentos procesados, que se pueda comprar en las tiendas del barrio, sin porquerías, puede ser mejor para los niños TDAH y para los que no lo son.

Sin embargo, no sustituye el tratamiento farmacológico o psicoterapéutico en ningún caso. 

 

Articulo original aquí

 

 

 

 

 

1. Nigg JT, Holton K. Restricción y dietas de eliminación en el tratamiento de ADHD.Child Adoles Psychiat Clin N Am .2014; 23: 937 - 953.
2. Nigg JT, Lewis K, Edinger T., Falk M. Meta-análisis del trastorno de déficit de atención / hiperactividad o síntomas de trastorno de déficit de atención / hiperactividad, dieta de restricción y aditivos de colorantes sintéticos.J Am Acad Child Adoles Psiquiatría .2012; 51: 86-97.

12. McCann JC, BN de Ames.¿Existe evidencia convincente biológica o conductual que vincule la deficiencia de vitamina D con la disfunción cerebral?FASEB J.2008; 22: 982-1001

Etiquetas: TDAH, hiperactividad déficit de atención colorantes alimentarios ácidos grasos ADHD

Sígueme en las redes sociales

COLABORADOR DE:

VISITAME Y PIDE CITA POR DOCTORALIA
Dra. Ruth Arenas Mata en Doctoralia

Datos de contacto

PsiqueSexología
Dra. Arenas Mata Ruth

Centro Psico Salud Nova
Don Bosco 21 23400 Úbeda, Jaén (España)

655 63 01 50 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PsiqueSexología - Dr. Ruth Arenas © Copyright