Malena Costa. La culpa es de las madres

Ha vuelto a pasar. Otra vez. La culpa es de la madre

shame 2087869 960 720

Una vez más las redes sociales, en esta ocasión Instragram, se vuelcan en explicarle a una mujer, Malena Costa,  que es una muy mala madre. ¿Por qué esta vez? Porque da a su hijo Biberón en vez de pecho y se ha atrevido a colgar una foto. 

Nunca dejaré de ser una firme defensora de la lactancia materna, de hecho, uno de los servicios que ofrezco en mi consulta online de psiquiatría es el asesoramiento a madres lactantes, con y sin enfermedad mental.

Pero no es la idoneidad o no de la lactancia materna lo que discutimos aquí, sino el abuso que hace nuestra sociedad del sentimiento de culpa de la madre.

Veréis. Parece que una cosa de la que disfruta nuestra sociedad es de culpabilizar a las madres: Si lactas, si no. Si porteas, si no, si colechas, si cuna. Si trabajas por abandonar a tus hijos, si no trabajas por vaga. Incluso vemos en casos en los que un padre maltrata o abusa de sus hijos, que rápidamente alguien pregunta que ¿Cómo no se ha dado la madre cuenta? Eso es que estaba consintiendo la situación...

Por

que claro, las madres somos las únicas responsables absolutas de todo bien y mal que le pase a nuestros hijos. Los padres son unos señores que solamente se sientan en el sofá y le pasan la mano por la cabeza a los niños de vez en cuando. Y con eso, ya. No tienen ninguna otra responsabilidad en la salud mental o física de sus hijos.

Y como todo es responsabilidad nuestra y el deporte universal es criticar, pues critiquemos a la responsable. Y, además, en aquello que más le duele, que es su capacidad de ser una madre suficientemente buena.

Y uso este término porque tampoco la psiquiatría escapa de esto. Bueno, no es que no escape de culpabilizar y responsabilizar a la madre: Es que los psiquiatras nos hemos tirado de cabeza a la piscina de la culpabilización materna. Nos bañamos diariamente en el proceso de culpar a las madres. 

Casi caricaturesco es la idea de un psiquiatra diciéndole a su paciente que "está enamorado de su madre" o mil cosas más. Independientemente de que una relación familiar patológica determine la aparción de nueva patología en el hijo (eso no lo pongo en duda) en ocasiones nos resulta un recurso estupendo para dar explicaciones que no tenemos. 

Hace poco derivé un paciente a otro profesional por cuestiones administrativas. Menor de varios hermanos, un caso de Trastorno Obsesivo Compulsivo de libro, con rituales de limpieza, comprobación, minuciosidad... que aparecían desde épocas preverbales del niño. Manos agrietadas de lavárselas desde la primera infancia... y la respuesta del profesional es que todo lo que ocurría era que "la madre era demasiado protectora" (madre que, por otra parte, tiene otros cuantos hijos sanos)

Ala, ya no hacen falta fármacos serotoninérgicos ni psicoterapia: Señora, deje usted de ser tan protectora.

El concepto de Madre suficientemente buena procede de Donald W. Winnicott, y sería aquella capaz de realizar el adecuado sosten, manejo y presentación objetal, que condicionan toda la evolución del niño hasta el adulto. 

Que no está mal como concepto y explicación. Pero finalmente todo recae en la madre. Y pese a que el propio Winnicott indica que la madre presentaría al padre para que este pasase a ser parte del ambiente del niño... nosotros nos quedamos en el punto reduccionista de que... todo es culpa de la madre. 

Y oiga, lo peor es que, como cada 2 por 3 salen teorías nuevas y además cada persona es de su escuela y cuenta la historia según su experiencia, no hay modo de hacerlo bien. 

Y hagas lo que hagas te encuentras con terribles avisos sobre el gran daño que le vas a hacer a tu hijo.

  • Si lactas demasiado:lo vas a hacer homosexual (si, en serio, me lo han dicho... que digo yo que podríamos hacer un estudio de campo sobre lactancia y homosexualidad a ver).
  • Si no lactas: tu hijo va a ser más tonto, va a ponerse malísimo y va a morir jóven.
  • Si colechas: nunca saldrá de tu cama y meterá también a su novia
  • Si duerme en cuna: va a tener un apego inseguro y se sentirá terriblemente abandonado y entonces te odiará
  • Si no lo llevas a guardería: no se va a integrar adecuadamente en el colegio y su sistema inmune no madurará nunca y padecerá todas las enfermedades del mundo
  • Si lo llevas a guardería: te meterá en un asilo cuando sea mayor
  • Si le pones chupete: se le deforman los dientes
  • Si no le pones chupete: te usará a ti como chupete.
  • Si lo llevas a clases extraescolares: el pobre no le dejas ser niño
  • Si no lo llevas a clases extraescolares: no estará preparado para nuestro mundo competitivo del futuro

Y así... así hasta un infinito agotador. 

Y ahora le ha tocado a Malena Costa porque, además, no solamente es madre sino que encima es guapa. Y ha parido 2 veces y parece que tenga 15 años (eso es que se mata de hambre, y por eso no tiene leche, claro. Menuda mala madre, que no tiene prioridades...) Y tiene el pelo precioso, no como el común de los mortales que nos quedamos medio calvas a los 3 meses de dar a luz. 

Pues mujer, Malena, es que vas provocando: Madre, guapa, con éxito y colgando fotos de tus niños que encima son monos. Pues a la gente no le queda más remedio que ponerte de vuelta y media.

Te voy a dar un consejo, que es el mismo consejo que le doy a mis pacientes cuando están plateando su maternidad o incluso cuando vienen ya por una depresión periparto o postparto:

Infórmate. Con la información que tengas, haz un balance. No siempre lo mejor para los demás es lo mejor para tí. Toma tus decisiones y asume que cometerás errores. Pero que sean TUS ERRORES. Y mantén esas decisiones hasta que la vida te de un buen motivo para cambiarlas, pero nunca por las opiones de los demás. 

Y, después, manda a todos los criticólogos a trabajarse esa zona donde amargan los pepinos. 

 

Si necesitas ayuda con la crianza y lactancia, si ves que no llevas bien esto de ser una "nueva mamá" o un "nuevo papá", si crees que estás más triste de lo que deberías teniendo en cuenta que tienes a tu esperado hijo en tus brazos: Hablemos.

Recuerda que me tienes a tu disposición en la consulta online aquí. Solamente tienes que registrarte y podrás contactar conmigo por mensajería o mediante videoconsulta o consulta online. Puedes tener un psiquiatra online desde cualquier parte del mundo. 

Si encuentras dificultades para registrarte, contacta conmigo a través de la sección de contacto y te ayudaré a crear tu cuenta de docline.

Y si estás cerca de Úbeda, recuerda que continuamos en la calle Don Bosco número 21.

 

Y... un besito a todas las malas madres del mundo. 

Etiquetas: embarazo depresion postparto maternidad culpa biberón lactancia materna bebé

Sígueme en las redes sociales

COLABORADOR DE:

VISITAME Y PIDE CITA POR DOCTORALIA
Dra. Ruth Arenas Mata en Doctoralia

Datos de contacto

PsiqueSexología
Dra. Arenas Mata Ruth

Centro Psico Salud Nova
Don Bosco 21 23400 Úbeda, Jaén (España)

655 63 01 50 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PsiqueSexología - Dr. Ruth Arenas © Copyright