La cultura de la violación

Esto cansa. Mucho. 

Escribo esto desde las tripas.

Veo en Facebook y veo la noticia de la agresión sexual a una menor en San Fermín. (Por cierto, señores de Pamplona, de aquí a unos años los San Fermines van a ser una fiesta de nabos si no arreglan esto)

Entro en los comentarios y EL PRIMERO, sí, el PRIMERO dice algo así como "yo no justifico la violación, pero es que algunas se ponen a enseñar las tetas"... otros "si es que no tienen límite con este libertinaje"..."claro, si enseñais las tetas y no os tocamos diréis que somos maricones" (ser maricón debe ser una cosa muy terrible, por lo que se ve. Puedes llamar a un hombre hijo de puta, nazi, cabrón, cornudo... pero maricón son palabras mayores) "lo único imporntante son los tocamentos de tetas.. eso es lo que hay que contabilizar... el márketing feminazi..." (a este le molesta que no se hable de los toros sino de chicas que van a tener que seguir un tratamiento psicoterapeútico para, con suerte, seguir su vida)

 

Así de integrado está esto en la sociedad: Si enseñas las tetas, lo normal es que te las toquen. Si estás en la calle en determinados ambientes, lo normal es que te agredan sexualmente. Y cansa... esto cansa. Porque parece que a todo el mundo se le olvida que los sujetos pueden decir NO en cualquier momento y tienen derecho a ser escuchados. Porque se olvida que los hombres también llevan pantalones ajustados, o enseñan el culo, y esto para nadie justificaría una violación. 

Una de las cosas buenas que, en teoría, tiene vivir en un estado en el que hay una cierta seguridad, es que uno puede hacer un poquito el imbécil sin que nadie tenga derecho a dañarle. Puedo llevar una camiseta del Barcelona sin que eso justifique que nadie me parta la cara, puedo beberme dos copas y hablar alto sin que nadie tenga el derecho de ser agredida. Y si, puedo salir, y beber, y desbarrar un poco, sin que nadie tenga el DERECHO de abusar de mí. Pero parece que, si eres mujer, no vives en un estado seguro.

No hago esto un tema de hombres y mujeres, aunque las violadas son las mujeres y los agresores los hombres. No, porque lo que justifican que "si enseñan las tetas" se las toquen sin su consentimiento son mujeres. 

Es un tema imbrincado en la sociedad en el que la mujer que llame la atención, la que pierda los papeles, la que actúe como un hombre, debe ser CASTIGADA, y el castigo es la violación. Y si es entre 5, mejor que mejor. 

¿Qué hacía una menor en la calle a esas horas? ¿Por qué estaba sola?¿ Qué ropa llevaba? ¿Enseñó las tetas? ¿Es que no sabe lo peligroso que es San Fermín?

Culpable, culpable, culpable. Si enseñas las tetas, castigo. Si te emborrachas, castigo. Castigo infringido por el hombre, por supuesto. Y aplaudido por mujeres, porque ellas no son como esa indecente libertina que enseña las tetas. 

Porque seguro que ninguna de esas mujeres NUNCA ha metido la pata. No, NUNCA se ha emborrachado, ni ha amanecido en la cama de un tío cuyo apellido es "el error de anoche", ni se ha ido a una despedida de solteras con una polla de franela en la frente. No, ellas son buenas mujeres... o no, o simplemente han tenido más suerte. 

Vamos a dejarlo clarito, señores y señoras.

  1. Si a una mujer le apetece enseñar las tetas y que se las toquen 5, pero no 6, el sexto no puede tocárselas. Pero es que si es un hombre, lo mismo
  2. Si una mujer se lleva a su apartamento a un tío, lo despelota, lo masturba y de repente dice "Jo, mira, estoy cansada, no me apetece"... pues ya no hay sexo. Pero es que si es un hombre, lo mismo.
  3. Si una mujer está borracha, tambaleándose, vomitando hasta la primera comunión, no se merece por eso que nadie la meta en un portal y la destroce por dentro.

Y no me vengan, por favor, con que se ponen en una situación de riesgo. Mire usted, intenten que no se justifiquen las agresiones y a lo mejor el riesgo disminuye. Pero es que situaciones de riesgo vivimos todos, todos los días. Cuando yo me voy sola de viaje para trabajar y me paro en una gasolinera solitaria, es una situación de riesgo. Cuando paseo a mi perro por la noche, es una situación de riesgo. Y yo no bebo, pero si lo hiciese, sería una situación de riesgo. Si llevo 1000 € en la cartera, es un riesgo. Si llevo un Rolex, es un riesgo. Pero ni se justifica mi violación ni mi robo. Y, en todo caso, nadie debe decirme que no lleve dinero o relojes, igual que no debe decirme lo que hacer. 

Porque el único modo de eliminar el riesgo, según esa lógica perversa,  sería eliminar la libertad. Y mira, en la India, con un número escandaloso de violaciones,  parece que no les va muy bien con eso. 

Tengo una hija, pequeña, que crecerá. Y cuando tenga 8 años será como esas niñas que algún obispo dice que "provocan", y cuanto tenga 12 y su cuerpo se vaya haciendo de mujer, hombres adultos la incomodarán por la calle con comentarios, chascarrillos y ofertas sexuales.Y cuando salga con sus amigas le diré que tenga cuidado, con mucho más miedo que el que tendré con mi hijo. Porque cuando mi hijo coja una borrachera y la duerma en un rincón, su único miedo será la bronca que le va a pegar su madre. Mi hija sabrá que debe temer los rincones. Y si alguien la toca sin su consentimiento, alguien dirá que se lo estaba buscando, que llevaba escote, falda, había bebido o tenía una polla de franela en la frente. 

Su madre solamente dirá que dónde está ese cabrón, que se esconda. 

Recordemos, señores y señoras, que hombres y mujeres somos iguales en derechos y obligaciones. Así que hombres y mujeres tenemos la propiedad de hacer con nuestros cuerpos lo que nos venga en gana. Y punto.

 

Y que tengamos que seguir recordando esto cansa y es TRISTE, MUY TRISTE

violacion de europa

Etiquetas: violación rape violadores san fermín consentimiento victim blaming

Sígueme en las redes sociales

COLABORADOR DE:

VISITAME Y PIDE CITA POR DOCTORALIA
Dra. Ruth Arenas Mata en Doctoralia

Datos de contacto

PsiqueSexología
Dra. Arenas Mata Ruth

Centro Psico Salud Nova
Don Bosco 21 23400 Úbeda, Jaén (España)

655 63 01 50 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PsiqueSexología - Dr. Ruth Arenas © Copyright