Isabel San Sebastián y Juana

Ruth Arenas Psiquiatra
Sexóloga, terapeuta de pareja, psiquiatra. Ruth Arenas

No sé si algún día me iría a tomar un café con Isabel San Sebastián. Si así fuese, es muy probable que nuestros puntos de vista en cosas que para ambas son vitales fuesen muy dispares. 

Hoy esta señora ha escrito un artículo en el ABC que ha sido suficiente como para que se le ponga en la picota: Podéis leerlo aqui. Como veréis, se ha sacado claramente de contexto

Y lo cierto, es que si bien en las redes se le ha acusado de victim blaming, en su artículo viene a decir exactamente lo contrario. Así que no puedo criticárselo. Lo dice muy claro: Juana ha cometido errores, que no culpas. Como todos cometemos errores. Unos con consecuencias leves y otros, como este caso, con consecuencias terribles. Y el amor es posiblemente el entorno en el que más errores cometemos. No olvidemos que el amor romántico, a fin de cuentas, es un estado alterado de conciencia.

 

Sin embargo, hay detalles en los que voy a discrepar con Isabel. No en la forma, puesto que no creo que yo pueda tener mejores formas literarias que ella ni aunque me pasase escribiendo toda mi vida, sino en el contenido, que creo que comete un error común.

Así que, perdóname, Isabel, pero esta psiquiatra te va a corregir unos pequeños detalles.

Dice el artículo: 

Yo no me habría casado con un hombre violento ni mucho menos perdonado una primera agresión, exponiéndome a ser anulada y convertida en víctima inerme. Claro que yo no soy Juana, disfruto de una educación, información y capacidad económica que a ella posiblemente le han sido negadas, tengo un carácter fuerte y me considero afortunada. 

Es posible que eso sea verdad. Hoy, es posible que Isabel, una mujer fuerte y empoderada, no se hubiese casado con un hombre violento, ni perdonado una agresión... y tiene una educación, información y capacidad económica... y todo eso.

Pero es que, perdóname Isabel, esas cosas que dices, si bien es cierto que no vienen mal en la vida, no evitan que caigas en una relación abusiva y de maltrato. No, lo siento. Lo de ser maltratada no es de mujeres pobres ni incultas. De hecho, te voy a decir más. Tengo pacientes con estudios, másters, doctorados. Una situación económica que supera con mucho la media nacional. Inteligentes. Muy inteligentes. Con amigos y amigas, que han sido capaces de superar situaciones en las que posiblemente cualquier persona se caería al suelo de un síncope. Sí, tengo pacientes que son médicos y han tenido corazones humanos en sus manos viéndolos latir. Militares que han sentido una pistola en su sien. Psicólogas que saben perfectamente lo que es un psicópata y no reconocen al que tienen en casa. Psiquiatras. Mujeres a las que el destino les ha llenado la cuenta de euros. Mujeres jóvenes y guapas con un instagram lleno de seguidores. Y ahí están. Llorando por un tipo violento, narcicista, manipulador.

Porque no es cuestión de la formación que te han dado, sino de otras cosas. Los factores que hacen que entremos y aceptemos una relación emocional abusiva son múltiples, y lo que voy a poner aquí no es más que un esbozo:

En primer lugar, tendríamos que hablar de los patrones de dependencia. Como ya mencioné en este post, hay distintos tipos de dependencia interpersonal patológica. Estos estilos se gestan, generalmente (aunque no de modo exclusivo) conforme a los patrones de apego del niño. Un niño con un estilo de apego seguro tenderá a tener un patrón de dependencia sana. Aquel con un patrón ansioso es más fácil que tenga un patrón de dependencia sumiso, por lo que puede tolerar situaciones abusivas con tal de no verse solo o abandonado. 

Pero es que, además de esos estilos de apego, podríamos pensar en cuales son las figuras que hemos tenido en la infancia: ¿Había un padre muy dominante?¿Esa niña que idealiza al padre busca alguien como él en su pareja? Y claro, en la genética: ¿Hay una carácter muy dócil y sumiso?¿Rasgos ansiosos o evitativos de personalidad?

¿Y qué hay de sus primeras relaciones? ¿Y si está pasando un trastorno depresivo, o una distimia, con un autoconcepto bajo? ¿Y si se encuentra sola?

Y todo esto hablando de ella. Porque querida, el tener un estilo de apego segurísimo, unas figuras paternas maravillosas y un carácter que ni el Cid campeador, sigue sin ser una vacuna eficaz. Hablemos de él:

Resulta que hay de un 1 a un 3% de población psicópata (y muchos más se acercan a esta definición sin llegar a completarla). De estos, la mayoría están integrados sin cometer delitos o sin que les pillen. No todos los psicópatas matan, pero todos le amargan la vida a los demás y, especialmente, a sus parejas.

Los rasgos fundamentales del psicópata son el narcisismo, la manipulación y la ausencia de empatía. Y pueden ser muy seductores, manipulan el entorno, confunden la verdad. Y te puenden hacer adorarlos. Ya te digo que he visto profesionales de la salud mental caer en manos de auténticos psicópatas.  Estos tipos pueden hacer que, aunque estés segura de tí, sana, empoderada... todo eso no sirva para nada. Tu autoestima se pierda, tu razón se nuble.

¿En serio crees que tú serías inmune a sus encantos? Quizás hoy, con una vida estable, posiblemente y espero que feliz en tu entorno familiar. Pero piensa en tus años locos, en tus momentos de confusión, tu adolescencia llena de inseguridades... si en esos momentos te hubiese llegado un encantador de serpientes... ¿Seguro que no hubieses caído?

Además estos señores usan el (sí, tenía que decirlo) heteropatriarcado en su beneficio. Porque les viene muy bien todo este tema del mito del amor romántico, la estructura familiar como bien supremo, la maternidad divinizada, lo bueno que es el perdón, lo bien que están los niños cerca de su padre... ¿crees, realmente, que un psicópata integrado no usa eso en su beneficio? Usa todo. El heteropatriarcado, la legislación, las emociones, los hijos,  la fuerza y todo lo que tenga a mano para conseguir sus objetivos. Y si su objetivo es hacerte daño lo tienes muy complicado. Porque Isabel, tú estás muy bien formada, eres una mujer inteligente y tienes una situación personal buena. Pero el psicópata lleva toda su vida entrenando para seducir, manipular y destrozar.

A mí me encantaría poder decir que nunca caería en algo así. Pero es que en psiquiatría y en terapia de pareja veo demasiadas cosas. Y me doy cuenta de que no, ninguna de nosotras está vacunada.

Desde luego, no te confundas. No hago un juicio al ex-marido de Juana porque ni lo conozco ni tengo potestad alguna para emitir ningún diagnóstico. Igual nos equivocamos todos y el tipo es un encanto. O igual no, no lo sé. Solamente con esta misiva trato de usar eso que has escrito para esclarecer un poquito cuales son algunos de los factores que hacen que una mujer (o un hombre) entre en esa dinámica de relación.

Un saludo

 

Etiquetas: machismo

Sígueme en las redes sociales

COLABORADOR DE:

VISITAME Y PIDE CITA POR DOCTORALIA
Dra. Ruth Arenas Mata en Doctoralia

Datos de contacto

PsiqueSexología
Dra. Arenas Mata Ruth

Centro Psico Salud Nova
Don Bosco 21 23400 Úbeda, Jaén (España)

655 63 01 50 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PsiqueSexología - Dr. Ruth Arenas © Copyright