Parece algo tan básico, tan fácil, que no deberíamos tener que hablar de ello en un blog de psiquiatría y sexología. Pero está visto que es necesario aclarar algo que todos deberíamos saber: ¿Qué es consentir?
 
Hoy, como hace un año, las noticias nos vuelven a hablar de una violación en grupo, grupo que, además, parece que tenía esto como modo de actuación habitual. Un grupo que en su whatsapp comentaba con sus amigos el uso de escopolamina y rohipnoles para poder "violar todos"
 
Con esto, recuerdo que hace un año un sujeto que se sentaba en un trono seleccionando mujeres que sean dignas depositarias de su esperma, decía algo así como: "si me calentáis, luego no frenéis en seco, que no respondo". Claro, no puede porque es muy muy hombre, el pobre. Y aún así, hay quien le aplaude. 
 
Por otro lado, asisto con asombro a como en las redes sociales se comenta que "esta chica seguro que lo buscó y luego se arrepintió", como excusando a los agresores de este modo.
 
Así que no, no sabemos aún lo que es consentimiento.
 
Así que voy a intentar hacerlo fácil. Para aumentar la sensibilidad, pensad que la persona que ha de consentir es vuestro hijo o hija, o vuestro hermano, o vosotros mismos sacados del papel de tipo seguro de sí mismo que nunca se verá en esa situación. 
 

¿Cuando consiente una persona en tener relaciones sexuales?

Cuando decide tenerlas, mantiene su decisión durante TODA la relación sexual y está CAPACITADA para acceder. 

Es decir: cuando el chico o la chica con la que vais a tener relaciones sexuales dice claramente que quiere tener relaciones sexuales y no dice lo contrario en ningún momento, ni parece que dice lo contrario, ni duda. 

Por ejemplo: 


  1. Conoces a una chica, muy mona ella. Te acercas, le rozas el brazo, la cara o la mano...  a ella parece que no le gusta y se aparta de tí. ¿puedes seguir haciéndolo?¿Está consintiendo?: NO
  2. Ni la conoces y decides tocarle el culo al pasar. ¿Está consintiendo? NO
  3. Conoces a una chica, muy mona ella. Te acercas, le rozas. Sonríe nerviosa y se aparta de ti. Se le ve insegura. ¿puedes seguir haciéndolo?¿Está consintiendo?: NO, está incómoda. Si quieres salir de dudas, puedes preguntar. "Oye, ¿te estoy molestando?" Así de fácil.
  4. Conoces a una chica, muy mona ella, Te acercas le rozas, te sonríe y te roza a ti.Le preguntas si le apetece, te dice que sí. ¿Está consintiendo? SI. Consiente a tu acercamiento... no ha consentido aún a nada más. ¿Está obligada a seguir con el acercamiento? NO. ¿En qué momento puede desistir del acercamiento? EN EL QUE LE DE LA GANA
  5. Conoces a una chica, muy mona ella. O a un chico, da lo mismo. Pintada como una puerta o marcando paquete, enseñando abdominales, bailando insinuante, invitando... ¿Está consintiendo? NO ¿Está provocando? NO ¿Se lo está buscando? NO


Sé que algún supuesto experto en seducción dice que no dudemos, que hay que invadir el espacio del otro y que nos tenemos que mostrar seguros. 
Está bien mostrar seguridad. Mostraos seguros de vuestra gracia, de vuestra inteligencia o de lo guapos o guapas que sois. Pero invadir o tocar a una persona que no lo desea es, además de ilegal, desagradable, incómodo, y entráis, como poco, en el campo de los "babosos", "sobas" o "cerdos". Y no, las mujeres no lo estamos pidiendo ni lo necesitamos para sentirnos guiadas por un macho alfa. 

Pero sigamos con los ejemplos:


  1. Estas con un chico o una chica estupendos, en la intimidad, que acabas de conocer. Los dos sin ropa, tú como una moto, ya te has hecho la película, hoy triunfas campeón... y el chico o chica decide, por cualquier cosa tonta, que ya no le apetece, y te dice que no quiere seguir. ¿Se está haciendo la interesante?¿Está consintiendo? NO, ¿puede hacer eso después del calentón que tú tienes? SI
  2. Estás con un chico o chica estupendos, ya estás en la tarea, te lo estás pasando genial, ya estás dentro campeón... y él o ella decide que ya no quiere más, que no le está gustando, y te dice que no quiere seguir con más o menos claridad. ¿Está consintiendo?  lo has adivinado... NO. ¿Puede hacer eso, ahora que ya estás a puntito? SI, porque sigue siendo su cuerpo. Y tú con el tuyo puedes hacer lo que te parezca oportuno y acabar la faena tú solito o solita. ¿Te tienes que mosquear? Lo que te de la gana, pero sigue siendo su derecho. 
  3. Estas con dos amigos, conoces a una chica o a un chico fantástico, y decides que hacer una orgía improvisada es una idea fantástica. La chica o el chico, encantada, la idea le parece genial. Pero dice que tú y tu amigo el Paco si, pero el Manolo es que no le gusta. ¿Cómo vas a dejar a Manolo plantado? ¿Está consintiendo? NO. ¿Puedo invitar a Manolo diga ella lo que diga? NO... Pero ¿qué más le da, si Manolo es un tío súper enrollado? Pues sigue siendo NO
  4. Digamos que eres un deportista de élite. Te ligas a una chica con un compañero de equipo y accede a liarse con ambos. Como esto no pasa todos los días, decides filmar la gesta, pero ella dice que no, que no quiere películas... ¿Está consintiendo? NO. ¿Puedo poner una cámara oculta? NO. 
  5. Estás con 4 amigos. Conoces a una chica que está encantada de todo. Os ponéis a la tarea. La chica empieza muy feliz pero, cuando ya le toca al pobre Manolo, decide que ya no puede más. ¿Está consintiendo? NO. ¿Y qué hace Manolo? Pues aguantarse, porque si no es un violador. 
 
Y ahora llegamos a la parte en la que es necesaria la capacidad para consentir. Una persona debe decir que sí, y además estar capacitada para decir que sí. De modo qué:
 
  • Si está bebida o bebido, le cuesta tener una conversación coherente, no mantiene el equilibrio... no te confundas chato, eso es un NO
  • Si está drogado o drogada, claramente es un NO
  • Si tú le has dado la droga sin su consentimiento, es un NO pedazo de malnacido
  • Si es un o una menor, es un NO
  • Si su capacidad intelectual no le permite consentir, es un NO
  • Si está inconsciente, es un NO.
Pero oye, es que a ti te mola que te digan NO cuando es SI. Pues mira, búscate a alguien de confianza y establecéis el juego de rol que os parezca. Busca parejas que tengan intereses complementarios a los tuyos, a la que les parezca divertido estas cosas. Hay webs específicas para esto. Y lo habláis como adultos, de igual a igual y desde el respeto. Pero, aún así, en el momento en el que cualquiera de los dos decida detener la sesión, se debe finalizar.
 
Pero claro... eso de ir de igual a igual, a alguien a quien haya que explicarle lo que es el consentimiento... lo mismo ni le interesa ¿no? 
 
Tal vez es el tema de la igualdad lo que molesta, quizás es que se trata más de poder sentir que hago daño a otro, que lo uso, que lo deshumanizo... y lo del consentimiento no es más que una autoexcusa para no enfrentarme al monstruo que habita en mi interior: "Si ella quería, si ella no se quejaba, si total, no se enteraba porque estaba drogada... no le hago daño..."
 
Si el otro se lo ha buscado, si el otro o la otra ha desafiado mi poder mostrando alguna capacidad de decisión sobre su sexualidad, si el otro se sale del concepto clásico de "buen hombre o buena mujer"... entonces se justifica dejar salir al monstruo. No importa que consienta. O mejor, que no consienta. Que no me mire a los ojos como a un igual... Es solo un objeto.
 
¿Y quien  es ese otro, ese objeto, que osa a frustrar mi deseo? Porque el deseo lo es todo, y la frustración se nos niega. Tenemos que conseguirlo todo. Y en ese "todo" paso por encima de las necesidades del otro
 
Si además tengo el soporte de mis amigos que me jalean, o de la sociedad que acepta como normal que si un tío está caliente, ya no hay quien le frene... ¿qué necesidad hay de tener autocontrol? ¿Por empatía? No se puede sentir empatía por un objeto. 
 
En todas las sociedades hay de un 1 a un 3% de población psicópata. Pero hay muchas más personas que apoyan al agresor, que lo animan porque es más atractivo, más divertido, que quieren parecerse a él. O que lo justifican porque agrede a otro, al que es distinto a mí. Porque hace lo que yo, por mis barreras morales, no soy capaz de hacer. O incluso, porque me ayuda a hacer en un grupo lo que yo no me atrevería a hacer solo. 
 
Pero seguimos juzgando a la víctima. ¿Consintió?¿Fue suficientemente clara?¿Se metió en la boca del lobo? ¿Fue capaz de tener una vida después de su agresión?
Sin darnos cuenta de que así seguimos alimentando al monstruo. 
 
Ahora mismo, todo este grupo de chicos que en un  chat se reían de como abusaban de una chica inconsciente, sigue con su vida. Si hay 5 en la cárcel, pero hay 20 mas que bromeaban con que "si ve a alguien inconsciente, se lo tira". Porque ninguno pensó que ese alguien inconsciente podía ser su hermana, o su hija. Porque al parecer a ninguno se le ocurrió que esa chica inconsciente o que esa borracha en un portal podía ser una persona.
 
 
Porque nos gusta alimentar al monstruo, siempre que solamente se coma a otro. 
 
 
Si quieres saber más sobre sexualidad y psiquiatría, si has llegado hasta aquí porque necesitas ayuda, recuerda que tenemos consulta de psiquiatría y sexología online, desde cualquier parte del mundo
 

violación, san fermín

Sígueme en las redes sociales

COLABORADOR DE:

VISITAME Y PIDE CITA POR DOCTORALIA
Dra. Ruth Arenas Mata en Doctoralia

Datos de contacto

PsiqueSexología
Dra. Arenas Mata Ruth

Centro Psico Salud Nova
Don Bosco 21 23400 Úbeda, Jaén (España)

655 63 01 50 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

PsiqueSexología - Dr. Ruth Arenas © Copyright